1 de abril de 2014

Que no pase un día sin que cambie tu corazón, mujer!

Hambre, definitivamente, están pasando las familias cuyos progenitores laboran en el sector agrícola; de ello me entero por vivir en el campo y por haber sido propietaria de un proyecto agrícola: los trabajadores agrícolas y sus familias pasan hambre.
La atención del sector agrícola deberá ser prioritario para los legisladores tal como lo ha planteado la Conferencia Episcopal pero también el sector servicios ya que, por madres solteras que laboran como servidoras domésticas,me entero de que en muchos casos no gozan siquiera del salario mínimo pero también de las mil artimañas a las que recurren sus patronas para evadir pagar el seguro social o las prestaciones de ley cuando las despiden.
Si, un país católico, pero de palabra porque un verdadero católico si necesita una servidora doméstica deberá tratarla como a miembro de su familia; lo que, ni de lejos sucede, particularmente, si dichas servidoras son inmigrantes nicaragüenses sobre quienes he visto recaen las mayores injusticias.
Si, los ticos hemos entrado sin apenas habernos enterado en la crisis financiera mundial pero nos engañamos al pretender conservar cierta calidad de vida a costa de las angustias y necesidades que hacemos pasar a quienes dependen de nosotros.
De las primeras medidas que un católico deberá tomar es el reconocer la urgencia de vivir con austeridad, particularmente las mujeres ya que somos quienes -por lo regular- administramos el salario de nuestros maridos y/o el propio salario:
• Economizar en el consumo del agua, la luz, teléfono, cable e internet. 
• Recurrir a los establecimientos que ofrecen los alimentos a precios razonables. 
o Preparar menús semanales y ajustarse a ellos. 
o No preparar sino la cantidad de alimentos que consumirá la familia y si sobraran empacarlos y enviarlos directamente a quien podría necesitarlos. Esto vale para frutas y verduras que podrían perderse si no se consumen. 
o En mi caso, que vivo en un lugar donde puedo cultivar y en el que de hecho tengo frutas y verduras que se reproducen naturalmente: tomarse el tiempo de cosecharlas, empacarlas y enviarlas a los más necesitados. 
• Evitar comprar comida preparada y reducir las salidas a comer fuera. Traer empacado lo que sobra para dárselo a quien podría tener hambre. 
• Organizarse para el uso de los automóviles de la casa así como utilizar el autobús o caminar si fuese necesario.
• Menos visitas al salón de belleza y reducir la cantidad de productos cosméticos que se consumen, así como ropa, zapatos, accesorios, etc. 
• Menos actividades sociales.

De este modo, cada una de nosotras podrá pensar en otras mil formas con las que, como mujeres católicas, colaboraremos para reducir el hambre en nuestro país ya que ahorraremos lo suficiente como para poder pagar el seguro social y el salario justo a nuestra servidora doméstica con el que podrá alimentar mejor a sus hijos, ir al médico o llevar a sus niños cuando lo necesiten.
Cielos! Que no pase un día sin que cambie tu corazón, mujer!
Pídeselo al cielo!


Este llamado es para toda mujer católica que me lea.

Ratatouille | La carestía no tendrá la última palabra

No, no es el título de la película de la rata cocinero sino el nombre de la receta que les traigo para el día de hoy.
El viernes pasado no compartí receta (pido disculpas) ya que me encontraba con una gripe tremenda pero ya estoy bien y con mucho ánimo de hacer de esta cuaresma una verdadero tiempo de purificación y penitencia sobre todo para quienes no pueden vivir sin la carne.
Miren, a decir verdad, me parece un tanto exagerado el que necesitemos comer rico en viernes de cuaresma cuando, en realidad, lo que deberíamos hacer es pasarlo a pan y agua; pero bien, como dije anteriormente, no todos en casa -por su edad- deben cumplir con el ayuno y la abstinencia por lo que las recetas vegetarianas, un verdadero mimo por su sabor y apariencia, podrían sacar a más de uno del apuro en el que estamos por circunstancia de alimentar a la familia en cuaresma o porque estamos desempleados, enfermos, sufriendo violencia y carestía en nuestro país, etc.
Por cierto, sabían que algunas de las más famosas recetas alrededor del mundo, tal como Spaguetti a la Carbonara, nacieron en tiempos de carestía? Es lo que digo, la carestía no ha tenido nunca la última palabra para una cocinero que se dedica a lo suyo con Fe, Amor y Esperanza.
Debo decirles que el Ratatouille es una de mis recetas preferidas ya que contiene berenjena, la que me encanta.
Aparte de berenjena, contiene cebolla, calabacines o zapallito como le llamamos por estas tierras, chile dulce (pimiento) rojo, verde y amarillo, ajos, tomates, pimienta y perejil.
Sepan que, por ejemplo, en lugar de berenjena la he preparado con papa y zanahoria y queda la mar de bien y que, si los tomates están muy caros he utilizado pasta de tomate y cebollino cuando las cebollas están muy caras. Todo es cuestión de actuar con libertad para gozar de la cocina.
Pues bien, en una cazuela de fondo pesado se sofríe la cebolla. Se añaden los calabacines, chile dulce y el ajo. Se cuece por tres minutos.

La berenjena se corta en dados y se agrega a la cazuela junto con los tomates, la albahaca o el orégano, la sal y pimienta. Se lleva a ebullición, se reduce el fuego y se deja cocer tapado por 15 o 20 minutos. Se decora con el perejil. Se puede acompañar de arroz blanco.

El triste incensario de mi parroquia

Habrase visto que pintar un incensario de bronce tan antiguo como el de mi parroquia!
Pues sí, así como lo oyen, algún buen parroquiano tuvo la ocurrencia de pintarlo.
Hace años, cuando por primera vez me ofrecí pulirlo lo encontré pintado con spray dorado el que removí con muchísimo cuidado pero cuál no ha sido mi sorpresa que ayer, dispuesta a pulirlo otra vez, me voy encontrando con que lo han pintado de nuevo y esta vez no con spray sino con pintura regular.

En fin, cosas así suceden y no es para echar responsabilidad sobre nadie sino el de “apechugar” con los hechos. 

Por esa razón es que vengo a mostrarles el triste incensario de mi parroquia para que aquellos que quieran me ayuden a comprar uno nuevo.

Desde mi país lo pueden hacer depositando en la siguiente cuenta:
Banco Nacional de Costa Rica 
Cuenta cliente: 1510-3620-0103-34098 
Cuenta en el BNCR: 200-01036-0333409 
Cédula: 1-0522-0477 
Maricruz Tasies Riba
Asunto: Donativo para incensario

Quienes desde el extranjero quieran hacerlo bastaría con que, mediante western union o moneygram, me hagan llegar su donativo bajo los siguientes datos:
Maricruz Tasies Riba
Cédula: 1-0522-0477
Asunto: Donativo para incensario
Y me den aviso a mi correo electrónico: 
maricruztasies @yahoo.com

A quien me lo pida le enviaré en PDF el recibo por su donativo. 
Una vez lo compre publicaré imagen del dinero recaudado, de la factura de comprar y del incensario. 
Si llegase a sobrar dinero se lo entregaré al padre Manuel, nuestro párroco.

Querrán colaborar?

Se les agradece.

Misa Tridentina en Costa Rica

A modo de Informe expongo lo siguiente:
La misa tridentina en Costa Rica se puede celebrar en la Diócesis de Alajuela ya que el Obispo Monseñor Angel Sancasimirio y el párroco de San Joaquín de Flores, padre Sixto Varela, Vicario de Comunicación de la diócesis en todo momento han favorecido su celebración.
El mismo padre Sixto en su parroquia ha venido realizando una valiosa recuperación de la liturgia del pasado la que se vive con gran aceptación.
Existimos dentro y fuera de su diócesis algunos laicos que como el padre Sixto y a su lado hemos venido favoreciendo la comprensión de la riqueza litúrgica.
Comprendemos que tomará tiempo y que, por lo mismo, el camino para la celebración de la misa tridentina deberá ser recorrido con paciencia, buscando ante todo la unidad de la Iglesia, en obediencia y fidelidad a los Obispos, al Vicario de Cristo y al Magisterio.
No existe otra forma de hacerlo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...